UN DESIERTO LLENO DE LUZ, EL DE LA TATACOA

Es increíble como Colombia cuenta con todos los climas y ecosistemas posibles, desde nieve hasta desiertos, y de este último voy a contaré, de un desierto que es considerado como la segunda zona árida más extensa del país y uno de los atractivos naturales más conocidos, el desierto de la Tatacoa.

Cuando muchas personas hablan de un tema, en este caso de un lugar, es inevitable sentir esa curiosidad por una nueva aventura, esto me pasó con este desierto, quería ver si era cierto que era tan grande, quería comprobar por mí misma si efectivamente en las noches se presenta un gran espectáculo de estrellas, por lo que decidí contar con una empresa de turismo especializada en recorridos de este tipo, en donde ofrecían la posibilidad de quedarse una noche acampando.

tatacoa3

tatacoa5

Después de un viaje de 6 horas desde el municipio de Soacha hasta el desierto, que se encuentra en el departamento del Huila, hemos llegado a las 2 de la mañana con el desafío de armar las carpas lo más pronto posible con la ayuda de una linterna, toda una aventura, teniendo en cuenta que en el desierto no hay postes de luz ni nada por el estilo, lo único iluminado a esa hora es el cielo repleto de estrellas, que pueden quedarse a contemplarlas, identificar constelaciones y pedir muchos deseos con todas las estrellas fugases que pasan, un espectáculo realmente bello,  para ese momento habíamos logrado armar la carpa y también contemplar el cielo.

tatacoa noche

Amanece y se puede percibir un acto grandioso de cómo el sol se asoma entre la grandeza del desierto sin tener nada que esconder para ser el principal acompañante encalor todo el día con temperaturas de hasta 43°C, este lugar no es justamente un desierto sino un bosque seco tropical, cuyo nombre fue otorgado por los españoles refiriéndose a las serpientes cascabel que se encuentran en esta zona; los recorridos son extenuantes por el calor, pero son únicos y efectivamente comprobé la inmensidad de esta zona, el desierto cuenta con un área de 300 kilómetros cuadrados dividido en dos sectores de acuerdo a sus colores: el sector del Cuzco que es ocre y el sector de Los Hoyos que es gris, ambos acompañados del verde de los cactus, plantas muy importantes en la alimentación de la fauna.

tatacoa

En el sector de Cuzco cuenta con formaciones debido a la erosión de un color rojizo generado por la presencia de óxido en el suelo, con líneas blancas por el calcio y el zinc, cada una de estas franjas muestran eras geológicas, cada una de ellas de miles de años, también se encuentra los castillos que son cárcavas que tienen forma de torres mágicas, recorrer esta parte fue muy interesante para mí ya que los colores de esta zona son tan bellos como un atardecer en un día soleado.

tatacoa4

Por otro lado, está el sector de Los Hoyos, en donde se encuentra el congreso de los fantasmas que son formaciones que por su forma y color parecen estos espectros, el color grisáceo de esta zona genera un contraste único con el resto del desierto, pasar por esta parte realmente fue muy divertido y sorprendente ya que al pensar en un desierto no te imaginas que vas a encontrar tonos grises en este paisaje, también se encuentra una piscina que resulta ser una fuente refrescante e ideal en medio de la aventura.

tatacoa7

Además de sus zonas naturales, también cuenta con varios lugares de hidratación en calor2donde venden helados de agua, refrescos, gaseosas y agua, como los recorridos son muy extenuantes es recomendable comprar hidratación en cada recorrido para que no se caliente por el clima, siempre usar camisas de manga larga de algodón para no quemarse por el sol, gorra, zapatos cómodos y bloqueador solar.

Para poder llegar se puede contratar una empresa de turismo especializada en este tipo de recorridos como lo hice yo, en mi caso fue con la empresa Ventour, en donde paguébus2.gif un cómodo monto de $200.000 por persona, teniendo en cuenta que el paquete estaba en promoción y venía incluido una noche y alimentación, o puede ser en flota desde Bogotá hasta Neiva con un recorrido de 6 horas y un precio aproximado de $42.000, después llegar al pueblo Villavieja en otro bus que puede cobrarte $8.000 y finalmente ir en motocarro al desierto que te lleva hasta el observatorio astronómico y te puede cobrar el recorrido a $50.000 ida y vuelta para 3 a 6 personas

El desierto de la Tatacoa es un lugar indicado para grandes hazañas y poder asombrarse por la fuerza de la naturaleza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s